lunes, 12 de noviembre de 2007

Gobierno de Eduardo Frei Ruiz-Tagle

Corresponde al período entre 1994 y 2000. En el gobierno de Frei se dio mucho énfasis a las relaciones internacionales de Chile en el ámbito económico, iniciando los acuerdos para, en el futuro, firmar tratados de libre comercio, inversiones en infraestructura y la modernización y el crecimiento de la economía chilena.

Dentro de los avances económicos del gobierno de Eduardo Frei destaca el proceso de modernización económica y el nuevo acercamiento al mundo por parte de Chile, así como un crecimiento económico durante 1994-1997 con promedio de 8% del PIB. También se produjeron evoluciones en el ámbito económico como la firma de tratados de libre comercio con Canadá, México y los países de Centroamérica, la incorporación de Chile como miembro al Mercosur, a la Organización Mundial de Comercio (OMC) y a la APEC.

La crisis económica en producida principalmente por la Crisis Financiera Asiática, que comenzó con la devaluación de la moneda tailandesa, fue uno de los principales problemas económicos que debió enfrentar el gobierno de Frei. El impacto en la economía mundial fue muy alto, pero se desconoce la exactitud de los problemas que causó a nivel global. Sin embargo, Chile logró recuperarse el 2003 con el repunte de los precios del cobre y el crecimiento económico disminuyendo la cantidad de cesantes, que llegó a un 12% en el auge de la “primera gran crisis de los mercados globalizados”.

La economía del país, vinculada estrechamente al fortalecimiento del comercio exterior chileno, llegó a convertirse en la más fuerte prioridad del gobierno de Eduardo Frei. Los resultados, en términos macroeconómicos, fueron altamente exitosos. Chile logró encabezar el crecimiento económico en Latinoamérica durante 1995. Las cifras son elocuentes: un crecimiento económico del 8,2%, el más alto de la región; la inflación descendió de un 8,9% en 1994, a un 8,2% en 1995, una tasa de ahorro de un 27,3% del Producto Interno Bruto.

La balanza comercial siguió arrojando saldos cada vez más favorables. Los retornos en divisas ingresadas al país también crecieron en forma inesperada. Así, de los 11.450 millones de dólares alcanzados en 1994, aumentaron en 16.039 millones en 1995, debido al alto precio de cotización del cobre, la celulosa y el harina de pescado.

Otro elemento característico del gobierno de Frei es la implementación de centrales eléctricas como Ralco y Colbún, lo que a la larga le trajo serios problemas políticos por una cuestión medioambiental y los daños que podían ser causados a los pehuenches en el Alto Bío Bio.